Irrigador Bucal

La irrigación bucal es la aplicación directa de un chorro de agua o colutorio bucal, que ayuda a la eliminación de las bacterias depositadas en los dientes, las encías y los lugares de difícil acceso.

Los irrigadores bucales Waterpik® proporcionan una mejora de la salud de las encías, y está clínicamente probado que en combinación al cepillado manual consiguen una eficacia hasta el 93% superior en la mejora de la salud gingival respecto a usar sólo el cepillo manual. La irrigación bucal está indicada para cualquier persona y es especialmente útil en aquellas que son portadoras de ortodoncia, implantes o coronas así como personas con diabetes.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su navegación para mejorar nuestros servicios y para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso o bien conocer cómo cambiar la configuración, en política de cookies.