¿Qué son los implantes dentales?

El implante dental es una pieza artificial de titanio que se inserta en el hueso del maxilar o de la mandíbula para sustituir una raíz dentaria perdida. Ofrecen una solución segura y permanente para la sustitución de uno o más dientes, así como soporte de prótesis fijas o removibes implantosoportadas.

Las técnicas usadas actualmente cuando la cantidad y el tipo de hueso lo permite son mucho más conservadoras y podemos colocar un implante sin levantar encía y sin puntos, esta técnica recibe el nombre de cirugía mínimamente invasiva y siempre que se pueda exceptuando casos muy complejos se opta por esta técnica obteniendo así resultados muy satisfactorios a nivel post-operatorio.

Normalmente tras extracciones dentarias es aconsejable esperar tres meses para la colocación del implante dental, en ocasiones cuando se pierden dientes de la zona anterior con gran compromiso estético se aconseja la implantación inmediata del implante (extracción y colocación del implante in situ) para conservar la estética de la encía y no perder hueso en esa zona que nos dificulte posteriormente la colocación del implante.

También se recomienda la colocación de la prótesis sobre implante a los tres meses de la colocación de dicho implante pero hay excepciones (zonas con gran compromiso estético) en las que podemos colocar de manera provisional la prótesis el mismo día de la colocación del implante.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su navegación para mejorar nuestros servicios y para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso o bien conocer cómo cambiar la configuración, en política de cookies.